Picaduras de insecto y prúrigo insectario.

Hoy trataremos un tema muy frecuente en ésta época del año: las picaduras de insectos y la alergia que generan en algunas personas. Esta reacción se denomina prúrigo agudo, prúrigo insectario o urticaria papular.

El prúrigo agudo ocurre generalmente en los meses cálidos de primavera-verano en la piel que queda expuesta como la cara, brazos, cadera o tobillos. Los principales afectados son los niños menores de 7 años y los artrópodos responsables de esta reacción son los mosquitos, pulgas, chinches, etc.

papurt2
Prúrigo agudo: papulas edematosas eritematosas y ampollas firmes en zonas expuestas de la piel. 

La picadura de estos insectos produce una reacción de hipersensibilidad, aunque no todas las personas van a desarrollarla. Esta reacción se caracteriza por múltiples pápulas eritematosas con un punto rojo central, pequeñas ampollas o incluso grandes vesículas. Son muy pruriginosas pero en general no se ve afectado el estado general. Tienden a aparecer en brotes y duran desde un par de días hasta semanas. La exposición repetida hace que la reacción sea cada vez menos importante en un curso de meses o incluso años.

El tratamiento incluye:

Identificar el insecto responsable y en lo posible, eliminarlo:

– Reconocer los insectos frecuentes en el área.

-Evitar mantener aguas estancadas.

– Hacer tratamiento a todas las mascotas y aseo profundo de la casa, etc.

Prevenir las picaduras:

– Evitar exponerse al atardecer (la hora predilecta de los mosquitos para salir) o hacerlo con la mayor superficie de la piel cubierta.

– Hacer que la persona sea lo menos atractiva a los insectos posible, para eso se recomienda usar un repelente que contenga diethyltoluamide (DEET).

El manejo de la respuesta inflamatoria: 

– Disminuir la hipersensibilidad con antihistamínicos. Iniciarlos antes del inicio del periodo de mayor riesgo y mantenerlos en lugar de indicarlos para cada evento en particular. Así se evita o se aminora una reacción ante cada nueva picadura.

– En las picaduras y lesiones cutáneas se pueden aplicar corticoides.

– Hay que estar atentos a la sobreinfección bacteriana y manejarla con antibióticos de ser necesario.

– En casos muy severos puede ser necesario un curso de corticoides orales y en ocasiones en que los corticoides estan contraindicados, se puede usar fototerapia UVB, nbUVB o PUVA.

Las añoradas vacaciones pueden verse dramáticamente dañadas por algún integrante de la familia que sea afectado por un prúrigo insectario ya que los síntomas son extremadamente molestos, pueden complicarse con infección cutánea y durar más que todo el periodo de descanso. Por esta razón es recomendable irse preparado con un tratamiento preventivo para así evitar o aminorar la reacción con las medidas que discutimos anteriormente. Consulte a su dermatólogo sin automedicarse. Un saludo cariñoso, Catalin a Andrighetti Ferrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s